Ciruela

La ciruela contiene gran cantidad de fibras vegetales, vitaminas y minerales. Esta fruta está dotada de una fuerte acción antioxidante. Otras de sus propiedades son el Hierro, Magnesio, Calcio, Potasio y Sodio, entre otros.

Cereza

Las cerezas poseen muchos beneficios para la salud y son destacables sus aportaciones de vitaminas y minerales en nuestra dieta. Otra de sus características notables son los antioxidantes y el beta-caroteno (Vitamina A).

Mandarina y Clementina

Al igual que todos los cítricos, las mandarinas son una fuente importante de Vitamina C. Contiene propiedades antioxidantes y es una fuente de fibra dietética. Destaca su aportación en minerales como el Potasio, el Calcio, el Magnesio y el Fósforo.

Pomelo

El pomelo contiene Vitamina C y tiene altos contenidos de Ácido Cítrico, Ácido Fólico, Ácido Salicílico, Potasio, Calcio y Fósforo. Es muy recomendable introducir este alimento en nuestra dieta diaria.